Información de contacto

Santa Rosa 4, 08012 Barcelona, España

El primer jueves de mayo (este año día 6) se celebra el Día Mundial de la Contraseña. Se trata de una iniciativa que puso en marcha la compañía de electrónica Intel, para alentar a los usuarios de todo el mundo a fortalecer y cambiar sus contraseñas y claves de acceso a servicios digitales.

La cita pretende crear y aumentar la conciencia sobre cómo los consumidores podemos lograr que nuestras cuentas y actividades online sean más seguras en un mundo digital en constante evolución. A la luz de las recientes (las denuncias por ciberdelincuencia aumentaron un 3000% en 2020), hoy es más importante que nunca que los usuarios comprendamos cómo proteger nuestros datos confidenciales mediante el uso de múltiples maneras de autenticarse de forma online.

Las contraseñas fáciles son el peor enemigo para nuestra seguridad

Según diversos estudios, los consumidores tenemos de media 27 contraseñas diferentes para nuestras cuentas personales o del trabajo. Aproximadamente el 37% nos olvidamos de alguna de ellas al menos una vez a la semana. Y el 21% opina que olvidar una contraseña es tan molesto como cortarse con papel. La solución más fácil: usar una contraseña más fácil de recordar Y también más frágil.

Informes sobre ciberseguridad advierten que, a pesar de la concienciación, seguimos incumpliendo sistemáticamente todas las normas básicas en la creación y uso de contraseñas. Aparte de seguir usando combinaciones alfanuméricas sencillas fáciles de averiguar con un software de piratería, seguimos reincidiendo en malos hábitos como usar la misma para todas nuestras cuentas o compartirlas en casos de phising.

Para evitarlo, por supuesto existen buenas prácticas para conseguir una contraseña fuerte (utilizar caracteres especiales, mayúsculas y minúsculas, etc) pero también sistemas que nos ayudan a proteger más aún nuestros datos: gestores de contraseñas, sistemas de autenticación en dos pasos, biométrica, etc.

Seguridad en la red: más que contraseñas

El Día Mundial de la Contraseña no pretende quedarse solo en el uso seguro de contraseñas. También tiene como objetivo educar y concienciar sobre cómo hacer nuestras cuentas y actividades profesionales más seguras. En el Blog del Digital Signage ya vimos cómo proteger a nuestra empresa frente a los ciberataques.

Además de seguir las pautas tradicionales (uso de encriptación, conexión cifrada, firewalls), proponíamos algunos ejercicios que son habituales en las grandes empresas pero que podemos ponerlas en práctica en nuestro negocio:

  1. Revisar nuestra red y puntos de conexión buscando posibles puntos débiles y fallas de seguridad.
  2. Realizar simulaciones de posibles ataques o incidencias que se puedan producir en nuestros sistemas.
  3. Tratar de ponernos en la piel de los ciberdelincuentes, investigando sus motivaciones y formas de actuar, y plantear cómo encajamos nosotros como víctimas en ese perfil.
  4. Detectar e investigar patrones de comportamiento anómalo o extraño en nuestros sistemas.
  5. Recurrir a expertos o profesionales que nos puedan ayudar a poner a punto toda la seguridad de nuestros sistemas.

Por último, también es importante contar con proveedores fiables y de contrastada reputación. Muchas  empresas de servicios tecnológicos (especialmente aquellas alojadas en la nube) cuentan con altas medidas de protección y siguen los estándares habituales de seguridad. Algunas como Admira se someten además a auditorías externas que tratan de prever cualquier situación comprometida.

Imagen de portada: Freepik.

Compartir: