Información de contacto

Santa Rosa 4, 08012 Barcelona, España

Sharp ha decidido dar un nuevo golpe sobre la mesa con la pantalla profesional 8K más grande del mercado. Ya lo hicieron en 2018, cuando se adelantaron a la competencia y presentaron la primera pantalla con esta resolución.

Pero esta vez han querido explorar sus límites con un panel que cuenta con 120 pulgadas, lo que equivale a 4 metros cuadrados en formato de Ultra Alta Definición (UHD).

La pantalla, denominada Sharp 8M-B120C, cuenta con las especificaciones:

  • Tamaño 120 pulgadas
  • Peso: 187 kg
  • Ratio: 21:9
  • Resolución: 8K UHD
  • Nº de píxeles: 33 millones
  • Tiempo de respuesta: 6 ms
  •  Frecuencia de refresco: 120 Hz
  • Brillo: 600-1000 cd/m²

También con las tecnologías de visualización más punteras

pantalla 8K

Como no podía ser de otra manera, la Sharp 8M-B120C viene cargada de tecnologías que exprimen sus característica. Por supuesto viene con alto rango dinámico HDR10, que permite que las partes brillantes de la imagen destaquen más y que los colores presenten un aspecto más natural.

También cuenta con la tecnología de UV2A para la alineación precisa de los cristales líquidos. Con ella se garantiza la altísima resolución de pantalla y contraste, y permite ahorrar energía con un uso más eficiente de la retroiluminación.

Por último, la Sharp 8M-B120C hace uso del sistema de iluminación Local Dimming, que analiza las imágenes del contenido fuente de un total 2.048 zonas. Gracias a ello, se atenúa o aumenta el brillo de las áreas que lo necesitan, e incluso mejora el nivel de contraste entre las áreas claras y oscuras. Con todo se consigue una mayor claridad en las imágenes y sobre todo en los textos.

Entonces, ¿para qué necesitamos una pantalla 8K tan grande?

pantalla 8K

La pregunta que se nos plantea es: ¿para qué me sirven unas especificaciones tan altas? La respuesta la tenemos en sus puertos.

La Sharp 8M-B120C incorpora un total de cuatro HDMI 2.0 a 4K, para introducir una señal 8K o bien una pantalla dividida 2×2. Permite mostrar objetos de hasta 265 centímetros de ancho, el equivalente a cuatro imágenes 4K de 60 pulgadas o 18 imágenes Full HD de 30 pulgadas.

Con esto, el fabricante japonés evitaría el uso de videowalls con paneles de tamaños fijos. Es algo habitual en entornos profesionales donde deben mostrarse una gran cantidad de datos y paneles, como los centros de control de tráfico o las agencias aeroespaciales.

Además, la altísima resolución y las punteras tecnologías garantizarían un mejor rendimiento en sectores que requieren una gran nitidez y precisión en la reproducción de las imágenes. La ciencia, la medicina, la teledifusión o el diseño son algunos de estos sectores.

Compartir: