Información de contacto

Santa Rosa 4, 08012 Barcelona, España

En un futuro no muy lejano veremos como los datos que damos sin saberlo cooperan para anticiparse a nuestros movimientos, decisiones y hábitos. La tecnología capaz de realizar esta tarea es la conocida como el Big Data. Para definirla mejor los expertos emplean las llamadas tres Vs: Volumen, Velocidad y Variedad.

La primera V, el volumen, hace referencia a la cantidad de datos que se recopilan y que no pueden ser almacenados en un solo disco duro. Par ello es necesario un cluster con el que podremos conectar múltiples ordenadores entre sí desde cualquier punto del mundo. La segunda V, la velocidad, nos habla de los datos que llegan sin parar. Los datos almacenados pueden provenir desde un sensor que emite una señal cada vez que alguien entra en una tienda hasta tuits de un determinado tema que se están registrando para su análisis. Finalmente, la última V de variedad. Un buen ejemplo es Google que empezó a almacenar páginas web para su buscador. Para ello creó su Big Table, una tabla gigante capaz de almacenar datos heterogéneos. En la actualidad los sistemas de Big Data emplean a menudo almacenes de datos de este tipo.

Una herramienta con un gran potencial la cual nutrimos día a día de más datos. Descargando un app, buscando información en los cercadores de Google, etc, son algunas de las vías con las que potenciamos está tecnología que tiene como objetivo conocernos mejor.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − 1 =