El sector del Digital Signage también salva vidasPrevious Article
Digital Signage en el béisbol. Espectacular pantalla LED instalada en el estadio de los BravesNext Article
Breaking News

Digital Signage, Smart Cities, Internet of Things en español

Gin tonics y pantallas LED, ¿el futuro del cine? Caso CINESA

Espaciado entre Líneas+- ATamaño de Letra+- Imprimir este Artículo
Gin tonics y pantallas LED, ¿el futuro del cine? Caso CINESA

Ambas cosas, aparentemente sin relación, podrían ser elementos comunes en los cines del futuro. Y es que representan los dos caminos en los que el sector de la exhibición cinematográfica podría ir en los próximos años: mejor atención al cliente, y más tecnología. Y todo con un fin: mejorar la experiencia del espectador.

En una reciente y esclarecedora entrevista para La Razón, Ramón Biarnés, director general de Cinesa, daba algunas claves de los puntos en donde debe evolucionar su sector. Y especialmente en cómo debe buscar su encaje ante la gran oferta de entretenimiento audiovisual que existe actualmente, especialmente frente a las plataformas de video streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Biarnés afirma que estas plataformas no suponen una competencia a las salas de cine, en cuanto que ofrecen cosas distintas (películas de estreno frente series on demand). Y ciertamente el cine aún ofrece cosas que no puede ofrecer el sofá de tu casa (esas premieres plagadas de artistas, esos estrenos llenos de fans disfrazados…). Pero es cuestión de tiempo que el streaming meta cabeza en la industria cinematográfica (Netflix ya lo hace) y busque sacar a los espectadores del cine para meterlos en su salón.

Ante esto, y como apunta el directivo de Cinesa, los exhibidores deben renovar el concepto de sala de cine, pasar de las palomitas y el refresco al sushi y el gin tonic. No es una cuestión de convertir el cine en un bar, aunque Cinesa haya creado el concepto de Oscar’s Bar, para ofertas de restauración más selectas que el de los cines comunes. No se busca que el camarero te sirva en la butaca, como ocurre en EE. UU. con el dinning, pero sí ampliar las posibilidades de consumición, como sí hacen en Italia con su clásico intermedio. En un contexto donde los cines son cada vez más parecidos a centros comerciales, esto tiene más sentido.

Revolucionar la experiencia del espectador a golpe de tecnología

el futuro del cine

Sin embargo, donde sí hizo hincapié Ramón Biarnés es en la necesidad de evolucionar los sistemas de proyección. Lejos de quedarse rezagado frente al incremento exponencial en la resolución de las pantallas domésticas, Cinesa está siendo pionera en la utilización de nuevas formas de proyección. Sus salas Screen X permiten visionar películas en 270 grados, es decir, tanto de frente como de lateral; esto unido a sus proyectores de calidad 4K y sus sistemas de audio Dolby, pueden suponer efectivamente un gran salto en la experiencia audiovisual de los espectadores. Algo similar a lo que la empresa Admira ya está planteando en el campo del digital signage, con sus experiencias que combinan la proyección en 360 grados con la realidad aumentada; aunque en este caso en espacios más reducidos que una sala de cine y para un uso profesional (representación de restaurantes temáticos, establecimientos de retail, salas de reuniones…).

Pero, ¿por qué centrarnos en mejorar la capacidad de los proyectores? ¿Y si caminamos a medias entre la pantalla de cine y el televisor de casa? Porque lo único que no se ha planteado la industria de exhibición es en dejar atrás el sistema de proyección. ¿O sí? Warner Bros ya ha avisado de que estamos en un momento de “disrupción” en la forma de emitir en el cine. Y fabricantes de pantallas como Samsung y Sony ya han metido la puntita del pie con modelos de videowalls LED destinados a las salas de cine. Es lo que la industria ha decidido denominar Direct View o Visualización Directa, la fuente de emisión frente a ti en vez de imágenes proyectadas sobre una tela blanca. Aunque en la práctica hay que ver si es económicamente sostenible y si efectivamente es capaz de superar la calidad de un sistema, el de proyección, evolucionada y mejorada durante más de un siglo.

Pero el uso de paneles LED presentan alguna ventajas inmediatas con respecto al de proyector. Por un lado, sin necesidad de sala de proyección se gana en espacio que puede servir así mismo para aumentar el aforo o espaciar más aún las butacas. Por el otro, la Direct View promete terminar con efectos con los problemas de diafonía que pueden sufrir los proyectores, y conseguir negros más puros con el apagado de píxeles led, ideal para las escenas oscuras y con HDR. Una última ventaja sería una mejor integración con las plataformas de digital signage, pudiendo programar y emitir contenidos de forma mucho más eficiente y segura.

La experiencia de usuario, también fuera de la sala

Pero la revolución también debe darse fuera de las salas. Cinesa apunta a ello con su Oscar’s Bar, que supone una oferta de restauración tematizada para ofrecer una experiencia más inmersiva al espectador. Pero como donde no llega la imaginación, va la tecnología, Cinesa ha apostado por la innovación tecnológica como vía para mejorar la experiencia de sus clientes.

Apoyado precisamente en la anteriormente mencionada empresa de digital signage Admira, Cinesa ha renovado su cartelería digital para hacer de ella una herramienta de marketing más. Porque ya no basta con informar, sino que se debe añadir valor a los recursos. Lanzar o retirar ofertas y promociones en función del stock de productos, medir los tiempos de espera en la cola de la taquilla, o entretener a los más pequeños con interactivos en las pantallas, son sólo algunas de las posibilidades que ofrece el digital signage conectado.

Casos de Éxito

Una torre LED que domina el aeropuerto de Moscú

Una torre LED que domina el aeropuerto de Moscú

El Aeropuerto Internacional Sheremetyevo de Moscú es una de las mayores infraestructuras de Europa. Con motivo del Mundial de Fútbol que se celebró en Rusia en 2018, se construyó la [...]