Información de contacto

Santa Rosa 4, 08012 Barcelona, España

El Digital Signage no es más que, en esencia, la digitalización de un soporte analógico, en este caso el cartel impreso. Con la popularización y el abaratamiento de los costes en tecnologías como el LED, el LCD o el IPS, hemos ido incorporando pantallas a multitud de dispositivos, cuando no han sustituido directamente al soporte original (como ocurrirá con los espejos retrovisores en un futuro muy cercano).

Uno de los últimos casos viene de California, y más concretamente de la industria automovilística. En el camino hacia la digitalización total del automóvil, la matrícula era aún uno de los componentes que permanecía “libre” de la tecnología. Hasta ahora.

Así, la empresa Reviver Auto, en colaboración con el Departamento de Vehículos Motorizados del Estado de California, han puesto en funcionamiento el RPlate, una suerte de matrícula electrónica. El dispositivo está compuesto por una pantalla de 15 por 30 centímetros de tinta electrónica (similar a la de los libros electrónicos) conectada de forma inalámbrica a una plataforma desde la que se podrá configurar su contenido.

De hecho la idea de RPlate es que sea totalmente configurable, algo que ya permite la ley estadounidense. Aunque el objetivo es que además del número de matrícula, se pueda mostrar otro tipo de información como licencias para minusválidos o acceso a zonas restringidas, además de certificados como el del seguro o el pago de impuestos.

No en vano, la idea original de RPlate era ofrecer un sistema de registro electrónico del vehículo ante las autoridades, por lo que los contenidos mostrados en la matrícula podría ser gestionado directamente por las instituciones. Un circuito con millones de pequeñas pantallas circulando por el país. El reto que plantea resulta apasionante para la industria del digital signage.

Las matrículas digitales actualmente están siendo testadas en un programa piloto con más de 116 vehículos de titularidad pública en la capital del estado, Sacramento. Se estima que en los próximos años pueda testarse en vehículos privados y que salte a otros estados del país.

Fuente: Circula Seguro

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − diez =